Bodas: más allá de la fotografía social

febrero 26, 2019
bodas flamingo fotografia

¿Piensas que la fotografía de bodas es sólo sacar a una pareja guapa y alegres de la vida?¿Que está carente de creatividad?

En este artículo Flamingo arroja sus opiniones en pos de la fotografía social de bodas.

Cualquier fotógrafo que empiece en la fotografía con unas mínimas inspiraciones artísticas puede sentir o pensar que la BBC (bodas, bautizos y comuniones) no satisface sus necesidades. Totalmente comprensible.

Yo cuando comencé a introducirme en este mundo, mis intenciones eran absolutamente “fine art”. Sinceramente, no me veía fotografiando tales eventos. Vivía en Londres y estudiaba en un college Fotografía, por lo que mis pretensiones artísticas parecían cobrar mucho sentido. Sin embargo, otro tipo de contactos (principalmente la de mi socio) fueron trasladando a mi mentalidad otras concepciones.

Podríamos llamarlo también adaptación al medio o la necesidad de explorar otros campos. El caso es que alentado por Eduardo (mi actual socio), me embarqué en nuestra primera boda como fotógrafos. Esas que se hacen desinteresadamente y para ganar experiencia.

Aún recuerdo los días previos al enlace, buscando en la página web de la Magnum para empaparme de lo mejorcito. Buscando los y las fotógrafas más tops para ver si así se me pegaba ese buen hacer. En fin, me importaba mucho la calidad de la imagen en sí misma. La habilidad de obtener composiciones originales y dinámicas.

Llegado el día, los nervios de saber llevar los tiempos afloraron. ¿Habré capturado todos los momentos de la ceremonia?¿sabré fotografiar bien lo que vaya a pasar espontáneamente?¿estarán cómodos los novios, los invitados con mi cámara? Todas estas cuestiones revoloteaban en mi cabeza de manera cíclica pero no me dejaba dominar por los mismos.

Mejor era mantener el temple y mostrar una actitud de que todo estaba bajo control. Y la verdad es que me ayudó muchísimo. Los nervios acabaron por disiparse paulatinamente. Reconozco que mi mirada sigue siendo introvertida. Aún así, la fotografía social me ayuda a combatir mi timidez. Defecto del que carece Edu, siempre tan social y con su increíble talento para conectar con las personas.

El caso es que a día de hoy disfruto bastante la fotografía de bodas. Me pone en una tensión y atención que me emociona, que me alienta a mejorar mis capturas fotográficas. No sé si será similar a un subidón de adrenalina pero yo lo considero como tal. Incluso se me figura que hay unos aspectos de responsabilidad que le aportan importancia a la naturaleza de este trabajo.

No olvidemos que la fotografía social es social. En otras palabras, la trascendencia de las relaciones humanas que son visibles a través del visor de la cámara. Podemos sentir cuando una fotografía carece de naturalidad, cuando los retratados no están cómodos y se les ve forzados.

A los que estéis leyendo esto diréis ¿y bueno por qué me está soltando todo éste rollaco ésta mujer? ¿no es esto un spin off del post anterior Factor humano escrito por su colega? Pues efectivamente y no. Mis reflexiones sólo quieren poner en valor la fotografía de bodas. Ya que aprecio una serie de elementos más complejos de lo que a simple vista parece.

Si, es verdad que hay instantes muy poco creativos en la fotografía de bodas que tienen que ser así. Ya sea por lo que los clientes esperan y quieren en ciertas imágenes. Hacer un encuadre original de una novia oliendo el ramo o de un novio poniéndose los gemelos es todo un reto. Pero hay momentos intermedios muy dignos de capturar que son los que marcan la diferencia.

Registrar miradas cómplices, la celebración de la amistad, esos seres más allegados emocionados… El momento de la fiesta donde siempre hay invitados que lo dan todo y de los que se agradece su presencia…

Cuando la gente a tu alrededor está a lo suyo y a ti te toca capturar ese ambiente, es importante discernir lo que es válido de lo que no, saber dónde colocarse. En definitiva, componer y encuadrar no como los cánones fotográficos dicen, sino cómo tu intuición te dicta. Intuición que ha de ser cultivada, pues sin la práctica y la observación no se potencia ésta cualidad.

La fotografía de bodas ha alcanzado unas notas de excelencia increíbles, a veces siento que son como mini proyectos. Es un estilo que bebe de multitud de otros. Empezamos por la fotografía documental ya que es social. Por su primer máxima de registrar un momento de la vida de las personas.

Aunque no tanto en su condición pero si el ritual que conlleva un enlace. Es asimismo un reportaje, ya que sucede en el momento y tiene relevancia para las personas implicadas.

Podríamos añadir que tiene tintes humanistas al captar situaciones cotidianas. Documentar un hecho de la vida ordinaria como puede ser niños jugando (siempre los hay en una boda), parejas que se besan, situaciones donde pasa algo humorístico…

También añado street photo y quizás esto pueda resultar más atrevido por mi parte. Hay elementos como el simple hecho de la espontaneidad a lo largo de este tipo de eventos y el caos presente en la fotografía callejera que es palpable igualmente en las bodas. Asimismo, en ambas existe una observación añadida. En definitiva, jugar con todo ese escenario que está presente ahí y que no puedes modificar ni alterar.

Finalmente considero que hay una influencia de la fotografía lifestyle por intentar mostrar las bodas de  una manera desenfadada. Desprovista de artificialidad, llenándola de realidad y autenticidad. Lo definiría como capturar el arte de la cotidianeidad.

Además, nos permitimos incluir a modo de subgéneros el retrato o la fotografía de moda. Éste último porque en ocasiones se hace posar a la pareja como verdaderos modelos.

A continuación, os voy a dejar con una serie de imágenes tanto nuestras como de otros fotógrafos de bodas que sospechamos que incluyen elementos de las disciplinas fotográficas anteriormente mencionadas.

bodas fotografia nikki navie
Nikki Navie
Flamingo Fotografía
bodas fotografia Angela Ruscheinski
Angela Ruscheinski
bodas fotografía eric kim
Eric Kim
bodas fotografia fitz carlile
Fitz Carlile
bodas flamingo fotografia
Flamingo Fotografia
  1. Miriam M
    at febrero 28, 2019

    Qué buen artículo, equipazo. Buenos en la teoría y en la práctica!!

    Reply
    • Laura
      at marzo 2, 2019

      ¡Gracias bonica! Que gusto da leer estas palabras y que te hayas tomado la molestia de leer el artículo! Se agradece muchísimo

      Reply

Leave your comment

Información básica sobre protección de datos

  • Responsable Flamingo Fotografia .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios https://www.dondominio.com/legal/55/politica-de-privacidad/.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.